- Gerediaga Elkartea y Durango 1936 Kultur Elkartea, en colaboración con el Ayuntamiento de Durango y la ayuda de Gogora, han realizado un estudio para identificar a las víctimas del bombardeo de Durango enterradas en fosas comunes.
- De la lista de 84 personas, 51 han sido identificadas en tres meses de investigación
- Ha sido uno de los primeros resultados del grupo de trabajo creado en el Ayuntamiento de Durango para profundizar en la memoria histórica.


Con la colaboración del ayuntamiento de Durango, Gerediaga Elkartea y Durango 1936 Kultur Elkartea han llevado a cabo la investigación en otoño. El objetivo principal ha sido profundizar en la identificación de las víctimas supuestamente enterradas en las tumbas comunes y localizar a los familiares.
El punto de partida de la investigación ha sido una lista con las referencias de 84 personas; una relación de referencias de personas enterradas en fosas comunes (no siempre con nombre y apellidos), recogida en las hojas retiradas del libro de registro del cementerio de Durango.
Una de las dificultades de la investigación ha sido esa: que no todos los enterrados han tenido nombre y apellidos. En el caso de algunos gudaris, sólo ha existido el número de placa como referencia y en otros, la profesión de la persona.
La búsqueda de 51 nombres se ha realizado a partir de testimonios, llamadas telefónicas y corroborando la información con registros civiles, libros parroquiales, nóminas de batallones de gudaris, etc.
En tres meses de investigación, el trabajo de campo ha corrido a cargo del historiador durangués Jimmi Jiménez. De la lista de 84 personas objeto de investigación se han obtenido 51 nombre y apellidos de personas, en algunos de los cuales se han corregido las que estaban mal. Además, se ha podido confirmar que dos de ellos fueron desenterrados en los años 40. La investigación ha facilitado localizar a 25 familias de estas víctimas, con las que se mantuvo una reunión el pasado 22 de diciembre.
Entre las 51 víctimas identificadas, 34 son hombres y 17 mujeres. 10 personas son menores de 15 años. En cuanto al origen, 25 personas son de la comarca del Duranguesado y otras 26 de fuera. Y entre las víctimas 31 son civiles son y 20 gudaris.
La investigación seguirá abierta porque los trabajos de esta naturaleza tardan en dar sus frutos. Además, ambas asociaciones han señalado que la investigación iniciada también ha abierto líneas para un trabajo más profundo.
El estudio ha sido uno de los primeros resultados del grupo de trabajo creado desde el año pasado en el Ayuntamiento de Durango para profundizar en la memoria histórica. Otro, la autorización concedida por Gogora Institutua a instancias del Ayuntamiento de Durango: trabajos de prospección para la búsqueda de víctimas enterradas en el cementerio en 1937.
Este año se cumplen 85 años de los bombardeos y más allá del grupo de trabajo, contarán con la colaboración de otros agentes locales para organizar actos de recuerdo.

LISTA DE LAS VÍCTIMAS OBJETO DE LA INVESTIGACIÓN